Historia

Llegada Salesianos a Villena

En 1914 D. Francisco Azorín Bautista, párroco de Santiago, iglesia arciprestal, comienza a dar pasos para traer a los salesianos a Villena. Llegarían en 1917.

La presencia Salesiana nace en Villena debido a la constatación de una necesidad educativa apremiante. En 1909 el 53,6% de los niños de 6 a 12 años no reciben clase. Si analizamos los datos que se tiene de 1911, el 52,22% de los niños en edad escolar no reciben ningún tipo de asistencia educativa. Siendo la escolarización una necesidad perentoria en Villena, en octubre de 1914, el arcipreste de la parroquia de Santiago, D. Francisco Azorín Bautista, manifiesta a las instituciones públicas, encarnadas en la figura del alcalde, la intención de constituir un edificio con destino a residencia y colegio de los padres Salesianos.

Hoy en día la presencia salesiana de Villena se hace significativa en la ciudad gracias no sólo al colegio sino también por las acciones de los diferentes grupos de la familia salesiana.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies